MANSIONES Y LINAJES

CALENDARIO

junio 2017
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

CONTACTO

(34) 956056076 / (34) 646970223
puertoguia@hotmail.com
sedtel@hotmail.com

Colaboran:

José Mª MORILLO SÁNCHEZ ( www.gentedelpuerto.com ) ; Fernando J. JIMÉNEZ MAGNONI ( www.jimenez.com.ar ) ; Antonio I. GUTIERREZ PONCE

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

CONNOTACIONES PORTUENSES DEL VIRREY DE NUEVA ESPAÑA TOMAS ANTONIO DE LA CERDA ( III )

Finalizamos el anterior capítulo con la cita de uno de los caballeros locales que quedaron en Nueva España, Luis Miguel Luyando Bermeo, entre cuyos ilustres descendientes se cuentan dos obispos: Francisco Javier Gómez de Cervantes, que fue obispo de Puerto Rico, y Nicolás Carlos Gómez de Cervantes que lo fuera de Guatemala y, posteriormente, de la diócesis de Guadalajara, en México, y ahora continuamos en esta tercera entrega con otro de los caballeros portuenses que participaron en aquella expedición, y retornó, el CAPITAN CAMACHO JAINA.

Imagen: El retablo de plata que preside capilla sacramental en la Basílica de los Milagros de El Puerto de Santa María fue donado por el capitán portuense Don Juan Camacho Jaina que había marchado a Nueva España, como séquito del Virrey Marqués de la Laguna, hermano del Duque de Medinaceli, señor de El Puerto. Camacho Jaina fue, durante cinco años, Alcalde mayor de la Ciudad de San Luis de Potosí. A su vuelta trajo el magnífico retablo de plata, obra del orfebre mejicano José Medina, realizado en 1685. Es una pieza de orfebrería monumental y uno de los mejores ejemplos de orfebrería que se conservan en la provincia de Cádiz.

(más…)

CONNOTACIONES PORTUENSES DEL VIRREY DE NUEVA ESPAÑA TOMAS ANTONIO DE LA CERDA ( II ).

Fuerte de San Juan de Ulua

Fuerte de San Juan de Ulua

Sin otras incidencias que conozcamos salvo la mencionada en el capítulo I, la flota llegó sin novedad al punto en que se separaban, la conocida como flota de Tierra Firme de la de Nueva España, con destino final en Veracruz, una de las islas del archipiélago de Barlovento, la isla Dominica, también llamada “Deseada”. La de Nueva España, tocaba y hacía una breve pausa en Puerto Rico para hacer aguada y recoger leña, poniendo desde allí rumbo a Veracruz, atravesando el siempre peligroso mar Caribe para llegar, aproximadamente un mes después, al final de su travesía. En realidad los navíos de la flota no atracaban en Veracruz. Amarraban en San Juan de Ulúa, distante cinco o seis kilómetros de la población. Había un muro de más de cien metros de extensión, flanqueado por dos torres, en el que se habían instalado veinte grandes argollas de bronce a las que se ataban las gruesas maromas con las que se sujetaban los barcos. En barcazas de fondo plano se trasvasaba toda la mercancía desde los navíos hasta el puerto de Veracruz, propiamente dicho y desde allí, en centenares de tiros de mulas se llevaba la mercancía para la venta hasta Jalapa, el principal mercado o feria.

(más…)

CONNOTACIONES PORTUENSES DEL VIRREY DE NUEVA ESPAÑA TOMAS ANTONIO DE LA CERDA ( I )

Antonio De La Cerda y Aragón

Antonio De La Cerda y Aragón

Corrían los primeros meses del año de 1680, reinando en el vasto imperio español  Carlos II. En Nueva España,  las súplicas del arzobispo de México y Virrey, Fray Payo Enríquez de Rivera, predecesor medio siglo antes del portuense Vizarrón en idénticos cargos,  habían surtido efecto y dejaba tan comprometidos puestos, especialmente el de virrey, con las complicaciones que surgían en la colonización de las Californias, volviendo a la península tras concedérsele la mitra del obispado de Cuenca y ser nombrado presidente del Consejo de Indias. En la corte del denostado Carlos II, que según cuentan ni siquiera sabía dónde estaba situada Flandes en el mapa europeo, ya le habían buscado sustituto. La potente recomendación del duque de Medinaceli situó en tan preciado puesto a su hermano Tomás Antonio de la Cerda, [1]  III marqués de la Laguna de Camero Viejo, conde consorte de Paredes de Nava y Grande de España.

(más…)

Conexión portuense con Rosa de Lima. Santa en los altares.

Rosa de lima Perú. Puerto de Santa María.

Rosa de lima Perú. Puerto de Santa María.

La cofradía local del Santísimo Cristo de la Misericordia y Nuestra Señora de la Piedad, que camina hacia su centenario fundacional, que se celebrará en menos de tres lustros, tiene en este último Titular, una imagen de candelero obtenida al adaptar y transformar el polifacético artista Juan Bottaro (ver nótula núm. 212 en Gente del Puerto) una talla antigua, del siglo XVII y autor desconocido, de Santa Rosa de Lima –-ayer se celebraba el Santo– talla que, con el atrevimiento que a veces da la ignorancia, podemos suponer llegase a esta ciudad desde el virreinato del Perú, en donde vivió y murió esta mística dominica, de una belleza singular y gran popularidad entre sus contemporáneos, producto de su corta trayectoria vital, pues vivió apenas treinta años, siendo canonizada medio siglo después por el Papa Clemente X, entregada por completo en ayudar material y espiritual a su prójimo más necesitado, especialmente indígenas y negros de la ciudad limeña.

(más…)

EL PRIMER CONVENTO DE LORETO EN ESPAÑA. El efímero paso de las MM. Irlandesas por El Puerto.

Mari Ward, fundadora de la congregación Instituto de la Bienaventurada Virgen María

Mari Ward, fundadora de la congregación Instituto de la Bienaventurada Virgen María

La Congregación de Jesús (CJ), o el Instituto de la Bienaventurada Virgen María (IBVM), conocida en España como Madres Irlandesas o de Nuestra Señora de Loreto, es una congregación femenina religiosa católica fundada en 1609 por la británica católica Mari Ward./En la imagen de la izquierda, la fundadora de la congregación, Mari Ward.

Un grupo de ocho religiosas irlandesas y una de Gibraltar fundaron en El Puerto de Santa María, en el año de 1888, el primer convento de Loreto de España, asentándose en la casa número 68 de calle Larga, aledaña al Palacio Oneto, en la que posteriormente estuvo la sede social de Acción Católica y actualmente es un edificio de pisos de nueva construcción, inmueble en el que abrieron un colegio internado para señoritas. El apelativo de “Irlandesas” añadido al término “Madres” con que se designan a las profesas de dicha congregación se lo pusieron los portuenses, según el erudito local Luís Suarez (nótula 301 de GdP) y con este nombre son conocidas y reconocidas en los diversos centros que mantienen en España en la actualidad.

(más…)